ciudad del sol

 


 

Medios del presente, precursores de futuro

¨La singularidad de nuestra Universidad
se sustentará en sus osadas formas de comunicar el conocimiento.¨
Pedro Ramírez Vásquez

versión flash –>

Introducción
Al iniciar el otoĖo de 1974 en el ahora parque Tezozómoc, el Departamento de Investigación y Conocimiento no se conformó con dibujar sonidos que representan palabras con el tinte obscuro del silencio, optó por convertir las letras en soles audibles al registrar, multiplicar y hacer más potente la voz y el pensamiento de sus integrantes a través de grabaciones en audio casetes; si bien es cierto que los walkman no habían aparecido en el mercado y los audio libros aun campeaban en la ciencia ficción, sí se vislumbraron sus atributos y su promisorio futuro; aun no se puede explicar los porqués del paréntesis de estas tres décadas.

En el otoĖo de 1994 en la exhacienda de Galindo, Querétaro, teniendo como testigos de honor y fe al Jefe en turno del Departamento de Investigación y Conocimiento y al patriarca y pionero del Centro del Placer (que por cierto para CyAD significa lo que Pedro el Grande significó para Rusia), en esa ya lejana fecha, al ser el ángelus en la aromática atmósfera de naranjos queretanos se expusieron los motivos y las razones al Director, también en turno, de la división CyAD para instituir con urgencia un laboratorio-estudio de telemática con el objeto de experimentar y generar estrategias viables, de vigencia para expandir las fronteras de la diseĖística y comunicar los bienes de la praxiología a producir en la División; lamentablemente no hubo visión ni acción de futuro y se desperdició la oportunidad de pertinencia al preferir el gravoso claustro de la escolástica confesional e ignorar la vigencia y la prospectiva.

Hoy, para concluir el paréntesis de las anteriores décadas, siendo el otoĖo del 2004, el Estudio de Arqué-Poética y Visualística Prospectiva comparte las siguientes reflexiones audiovisuales; haciendo votos para que, sin extravíos adjetivantes, las próximas décadas sean heurísticas, y sobre todo bondadosas en innovaciones donde la racionalidad logre la poética de las utopías, y la gnoseología, la axiología, la teleología, la ontología, la morfología y la audio-visualística sean los instrumentos conceptuales que den sustento y condiciones de posibilidad a la alteridad, a la resemantización, a la reconstrucción crítica, a las invenciones trascendentes y a la aun hoy inédita calidad de vida.

Nuestro Mundo
El desarrollo científico y tecnológico impacta al campo del DiseĖo de muy distintas maneras; algunas de ellas con la voluntad de futuro, como la proyectación asistida por software que permite usos anteriormente inconcebibles de los lenguajes de diseĖo, la aparición de nuevos campos de trabajo para los diseĖadores, distintos conceptos de procesos de producción; otras maneras, tal vez producto de la angustia de conocer los caminos recorridos por siglos, como la discusión sobre si los diseĖadores “desmerecen” por el uso de las computadoras, la lucha libre entre la mano alzada y los programas para dibujo vectorial, la adopción para el diseĖo de reglas y rituales de otros campos de conocimiento por el temor o pereza de plantear problemas propios, el lenguaje verbal como lenguaje supremo… y un sin fin de temas más que, al menos en el ámbito académico habrían de tener lugar

Cualquier cambio obliga a reformular y en este marco nos permitimos presentar las siguientes reflexiones:

Los soportes CD, DVD y Sitios Web, son medios con características específicas, su naturaleza multimedia e interactiva es la continuación de las remotas tradiciones de la comunicación y divulgación del Conocimiento.

Si bien como medios son autológicos, lo esencial en estas interfases del saber humano es su cualidad en tanto mensaje, que adquiere su forma por la interacción del contenido y su configuración. Es pertinente recordar que para CyAD los objetos de estudio y transformación son los lenguajes, la alteridad, la morfogénesis, la cualificación y sublimación de los continuos indivisibles, contenido-forma, forma-función. Lo que se dice y cómo se dice; lo que se hace y cómo se hace es lo que establece la diferencia entre pertenecer a la masa de profesionales o a las elites de autores. Los qué, cuándo, para quién, por qué, dónde, son materia de diversos campos del conocimiento, el cómo es el resultado de las anteriores interrogantes y es la esencia de las ciencias y artes para el DISEĄO. Así, el contenido y la configuración (que resultan en la forma) están interrelacionados de manera tal que no pueden considerarse el uno sin el otro, el contenido más sublime puede aparecer incomprensible por la configuración con la que es presentado, así como un contenido caduco puede ser presentado de manera en que aparente ser sublime, Ńcuántos ejemplos podemos encontrar de esto último en nuestros días!

La forma se constituye en holosintagmas: totalidades perceptuales indivisibles, irreducibles, coherentes, sustentadas, organizadas para cumplir finalidades; la forma es un universo pensable y posible, es en tanto la interacción de sus elementos y sistemas; la forma es abstracta y material, idea y materia, es objeto mental y físico, es origen y originadora, la forma es: thelos – eidos – hylemorphee – ikono.

Hay que estar atentos de no confundir la génesis y la forma conceptual (ontogénesis) con lo factual, lo faber, lo fabril, el DiseĖo no es neoartesanía, los DiseĖadores no son reiterativos artesanos FONCA; los DiseĖadores son los inconformes innovadores que a través de la agudeza crítica, la reflexión, el conocimiento, la sensibilidad inteligente y las intersubjetividades generan conceptos comunicables, habitables, usables y disfrutables que puedan ser traducidas por los usuarios en experiencias intensas para la sensibilidad y la inteligencia; los DiseĖadores dirigen y direccionan, problematizan y proponen, proyectan y visualizan, prevén y proveen de interfaces (instrumento) para realizar satisfactores, los satisfactores eficaces, sustentables son bienes del conocimiento concebidos con cientificidad, pero no son ciencia ni exacta ni social; utilizar los juicios de valor de éstas para evaluar el DiseĖo sería un evento de imprecisión intelectual. Recordemos a Moles en sus trabajos para reconocer el calificativo de Impreciso en el campo de las ciencias, y los postulados que sustentan la vanguardia en la Física expresados en la Mecánica Cuántica.

El ethos de los hipermedios está integrado por interfases sistémicas, estructuradas mediante portadas alusivas, diagramación de espacios, ilustraciones, tipografías, animaciones, sonidos ambientales, música, voz, sus multidimensiones, sus instrumentos de navegación, su amabilidad, su calidad didascálica; son estos sus elementos constitutivos y son los componentes de sus lenguajes, de su retórica.
Sus funciones son el acopio de información, análisis, clasificación, comparación, asociación y vinculación, la abstracción, la reformulación, la visualización y preeminentemente la exposición eficaz de sus temáticas; sus posibilidades e instrumentos poseen el potencial de generar experiencias intensas que desarrollen y potencien la percepción del usuario.

Por otro lado, es importante hacer énfasis en las ventajas de estos medios digitales:

el factor económico, el cual es argumento a considerar para el menguado presupuesto de instituciones como la nuestra y de la educación en general, en virtud de los bajos costos de producción y distribución de las infopublicaciones.
la inclusión y consideración de las diversas inteligencias (visual, espacial, kinésica, háptica, auditiva, musical, psicomotriz, emocional, lógica matemática, abstracta, naturalista, proxémica, sinestésica ), y por supuesto a las capacidades diferentes.
la incorporación a los productos de divulgación universitaria de la multisensorialidad y la intersensorialidad presentes en la vida cotidiana.
la contribución a la sustentabilidad del planeta al requerir usos mínimos de papel y lo que esto conlleva.
Para el logro de la equidad en la educación pública, así como su actualización y vigencia, la UAM debe promover políticas de fomento y profundización de la cybercultura en todos sus ámbitos de responsabilidad: docencia, investigación y difusión del conocimiento.

Para los estándares internacionales los investigadores que no difunden los resultados de sus investigaciones a través la web están aislados de la comunidad científica internacional; sin embargo el valor y trascendencia de sus posibles aportaciones no depende exclusivamente del aval del establishment académico, recordemos que las visiones inéditas heurísticas revolucionan y cambian paradigmas, generan otras culturas, otras didácticas, otras axiomáticas, otros medios de divulgación que les dan espacios y hacen posible su confrontación y desarrollo.

Los prestigios y lo cuantitativo de los medios oficiales y las publicaciones especializadas no necesariamente son metros de valor epistémico, ni artístico, ni diseĖístico, lo que es relevante para las membresías y para la cultura local oficial en muchas ocasiones es insignificante para las historias de las Ciencias, las Artes y el DiseĖo; por consiguiente, para las funciones sustantivas de la UAM, sería un error estratégico adoptar y adaptar esos referentes, más aun cuando los órganos colegiados tienen la tarea pendiente de establecer sus matices.

También es importante seĖalar que la deprimida producción editorial de nuestras divisiones en gran parte es atribuible a las circunstancias del magro presupuesto que es la causa de la incomunicación de resultados, los ceĖidos espacios y los extensos distantes periodos de publicación asfixian toda posibilidad propositiva, encriptan las especificidades disciplinares, cancelan las urgentes convergencias, postergan las innovaciones y la oportunidad de ser precursores.

Nociones de “Texto”
En virtud de que estos medios pueden o no utilizar textos verbales es conveniente tomarse el tiempo para reflexionar también acerca de si los lenguajes de las imágenes conforman textos; sin duda el ámbito de la Lingüística no es el adecuado para buscar una respuesta.

Tradicionalmente, todos los sistemas de signos creados por los seres humanos para la comunicación han sido llamados “lenguajes”, así, ha sido sencillo tomar los hallazgos de la Lingüística como generalizables para todo aquello que hemos ideado y sistematizado para comunicarnos. Si bien, esta visión ha sido útil para muchos otros campos, el desarrollo del DiseĖo, como un campo de conocimiento específico, demanda impostergablemente la definición, construcción y utilización de sus propios conceptos.

Si un texto es un conjunto de estructuras comunicativas elaboradas con lenguajes, que desarrollan un tema o referente que a su vez mantiene relaciones con un contexto.

Si un texto es un producto histórico-social específico que conforma el acervo de su tiempo.

Si un texto integra formas comunicativas asumidas socialmente (nos demos cuenta de ello o no).

Si en un texto se identifica lo siguiente:

que se configura a partir de una Intención,
que cumple una Función,
que responde a un Concepto,
que desarrolla un contenido,
que se materializa mediante sistemas de signos (lenguajes),
que establece criterios de orden para su “lectura” (sintaxis)
que genera una capacidad expresiva determinada que se distingue de otras
Si todo lo anterior es verdadero, ņpueden los sistemas de signos icónicos formar textos visuales (no verbales)? Podemos pensar que esta es una pregunta ociosa y que la respuesta lógica es que “sí, hay textos visuales”, y la siguiente pregunta es ņreconocemos en el campo del diseĖo (nuestro campo) a los textos visuales de la misma manera que lo hacemos con los textos naturales de otros campos de conocimiento que utilizan lenguajes verbales? ņles otorgamos el mismo valor académico?

Un texto visual es un texto además, en tanto conforma una unidad comunicativa, es producido de manera intencional, expresa conceptos mediante sistemas de signos que pueden ser interpretables, son coherentes. Como un texto, el texto visual, requiere del “lector” el ser observado con atención, agudizar los sentidos y la percepción, hacer operaciones cognitivas como la comparación, la memoria, el pensamiento y por supuesto de un conjunto de capacidades adquiridas o “alfabetidad”.

ņEs cierto que “una imagen dice más que mil palabras”? O simplemente “dice” otras cosas que pueden ser traducidas a palabras, tanto como a sonidos, ecuaciones, olores, texturas hápticas…, si se considera necesario. (Por cierto, la tecnología que nos ha provisto de las tan útiles impresoras de inyección de tinta, desarrolló ya una que impresora que “imprime” olores ņformarán estos parte de un texto olfativo?).

Más preguntas
Proponer conclusiones acerca de temas como los aquí tratados además de ser pretencioso sería inútil pues precisamente, aún después de 30 aĖos, lo pertinente pareciera ser el plantearnos las preguntas adecuadas que nos permitan elaborar nuestras propias respuestas. Reconstruir la noción de Interdisciplina a partir de la visión del DiseĖo como el campo de conocimiento que es y que tiene el derecho y la obligación de observar y transformar el mundo desde su perspectiva propia y de reinterpretar a las otras disciplinas para avanzar en los caminos propios.

Sólo entonces podremos aclararnos:

ņCuáles son las Ciencias del DiseĖo?
ņCuáles son las Artes del DiseĖo?
ņEs el DiseĖo un campo de conocimiento?
ņPensar al DiseĖo como campo de conocimiento se opone a concepción de los antiguos gremios (maestros de obra mayor, impresores, carpinteros, herreros, …)
ņCuál es el “campo del DiseĖo”?
ņHablar de Arquitectura en el siglo XXI es lo mismo que hablar de Arquitectura que en el siglo XX, (o en le XIX, XVIII, …)
ņLas “lecturas” hechas hasta ahora a los trabajos de Vitruvio (sin duda un precursor del DiseĖo) y a la Bauhaus pueden seguir fundamentando nuestro campo? ņHacen falta “lecturas” contemporáneas? ņya no son útiles?
ņLa tecnología ha hecho desaparecer a las disciplinas que defendemos ahora (arquitectura, diseĖo gráfico y diseĖo industrial? y esto ņes bueno, malo, irremediable? ņes una nueva oportunidad?
ņEs necesario elaborar el discurso propio del DiseĖo para la construcción de su campo?
ņCómo se construye el discurso del DiseĖo?
ņEs todavía útil denominar “DiseĖo” a lo que hemos llamado DiseĖo?
ņEs pertinente la construcción de conceptos que respondan a la actualidad y a la construcción de futuro?
ņCuándo vamos a dejar de “ser” otros, suplantar identidades, asumir discursos ajenos para ser nosotros mismos?
Cualquier otra pregunta que contribuya a que nuestro trabajo tenga presente y futuro es bienvenida.

2004, ODISEA DEL DISEĄO
30 aĖos en la incubadora

Roberto Real de León - Julia Vargas Rubio – Marco Antonio Flores Enríquez

http://museosvirtuales.azc.uam.mx/estudio-de-arquepoetica/escritos/odisea_del_disegno.html

 

 



ir a créditos institucionales ir a Roberto Realir a Julia Vargasir a Marco Flores créditos 2009