abstracción

 


Nootrópico: neologismo acuĖado por el farmacólogo Corneliu E. Giurgea en 1964 para nombrar a los psicoestimulantes compuesto por los términos griegos, noo, que significa mente y tropein, sustancia transformante, sustancia que expande y transforma la mente, y beneficia la capacidad cognitiva y que mejoran el aprendizaje y la memoria, Facilitando el flujo de información entre los hemisferios cerebrales.

Nootrópia sinergia para el conocimiento, conocimiento sinérgico; noción metafórica que refiere a los ámbitos y circunstancias propicios de cognición y memoria.
El mayor y mejor acceso a la información, nos pone de frente a las posibilidades de ser más educados y más prósperos, y las certezas se presentaran en múltiples oportunidades si las instituciones diseĖamos y procuramos comunidades nootrópicas.
La transformación de la información en conocimiento, para sustentar decisiones y acciones genera condiciones de posibilidad para desarrollar bienes, bienes del conocimiento con los cuales trascender la comunicación social en comunicación cognitiva, las redes sociales en redes nootropicas.

Al proceso de buscar información y tamizarla mediante intuiciones, experimentos, reflexiones, visualizaciones, o resemantizaciones con la intención de comprender los por que, los para que, los para quien, los como constituye el conocimiento.

En la Era de la Información y el Conocimiento sus productos no son objetos materiales sino mentales, son bienes antaĖo intangibles, organización, sistematización, servicios…

Las Comunidades Nootrópicas generan bienes del conocimiento, Toda sociedad que apueste a desarrollar coalescencias nootrópicas: comunidades orientadas a desarrollar procesos basados en el conocimiento o generadores de conocimiento dispondrá de los instrumentos necesarios para su bienestar, porque lo esencial no son los recursos materiales pero si los recursos humanos, no es fundamental la tecnología ni la información, sino la cantidad y clase de conocimiento que ésta contiene.

Siempre es pertinente enfatizar la supremacía del conocimiento sobre (datos sin procesar – información) y las dimensiones éticas que el conocimiento conlleva.

Estamos viviendo la era de abolir los temores a la otredad, a los nuevos escenarios, al conocimiento critico, la era de superar los lastres de los usos y costumbres. Estamos viviendo la era de la osadía y el compromiso.

En la era del conocimiento las perspectivas y temáticas preeminentes son: las ínter disciplinas y las transdisciplinas, la biotecnología, la biomímesis, la nanotecnología, la informática, la telemática, la microelectrónica, la comunicación interactiva, las telecomunicaciones, la robótica, la educación pertinente, el hábitat digno e inteligente, la salud publica, los nuevos materiales, la biosfera, la astronáutica…

En la Era del Conocimiento no se depende ya de los recursos naturales, ni de la mano de obra, ni del capital. Se depende de las mentes educadas, de los espíritus visionarios, de los misioneros innovadores, del talento como sextante y de haber como proyecto comunidades generadoras de conocimiento y comunidades que apliquen éticamente el conocimiento.

De la Era del Conocimiento surgirá un nuevo ser garante de sociedades equitativas y justas con un nuevo entorno natural sin amenazas.

La armonía entre los intereses de las industrias y la sociedad, se logrará en las Universidades, en los Tecnológicos y en los centros donde el examen libre de las ideas sea posible y el pensamiento sea su vector.

En la Era del Conocimiento se requiere de una educación que estudie, investigue, proponga y prepare con celeridad y eficiencia a sus sustentadores.

Saber mas es el camino para ser… y en ello se apuesta el futuro
Teilhard de Chardin

 

 

Roberto Real de León . Julia Vargas Rubio . Marco Antonio Flores Enríquez